Encuesta LegalTech 2016

Abogados: el uso de la tecnología sigue siendo una materia pendiente

Los estudios jurídicos y las gerencias legales aún demuestran cierto atraso en la incorporación de tecnología con respecto a otros sectores profesionales. Esta realidad se desprende de la última encuesta realizada por Thomson Reuters para identificar el estado del mercado de servicios legales respecto del uso de tecnología, herramientas de gestión y formas de trabajo que imperan en los mercados más sofisticados de la región y el mundo.



¿Cuál es la principal preocupación de los abogados que son dueños de estudios jurídicos o directores de gerencias legales? La primera prioridad para el desarrollo del negocio reside en la necesidad de estar informados y actualizados sobre las regulaciones, tendencias y cambios en el entorno legal. Al mismo nivel se encuentra la preocupación por diseñar planes y escenarios de crecimiento.

Otras prioridades que aparecen son la necesidad de incrementar la eficiencia operación, gestionar el talento, y tener mayor control presupuestario.

Frente a estas prioridades, resulta llamativo el bajo nivel de adopción de tecnología, ya que ésta es la herramienta que les permitiría mejorar significativamente los niveles de productividad de los abogados. En este sentido, son las empresas -más que los estudios jurídicos- quienes lideran las tasas de adopción de herramientas tecnológicas, y se espera que esta tendencia se mantenga durante los próximos años.

Con respecto a la pregunta sobre el uso de herramientas tecnológicas, las más utilizadas están concentradas en tres áreas principales: 1) facturación, 2) administración general de archivos y documentos, y 3) investigación y actualización de jurisprudencia. Estas herramientas tienen como característica común la de estar vinculadas a tareas prácticas, cotidianas y no específicas de la profesión; a excepción de cierto tipo de soluciones especializadas en la búsqueda de jurisprudencia. Esto demostraría que aún falta mucho camino por andar para la incorporación de plataformas jurídicas integrales que permiten mejorar la gestión de un estudio jurídico a través de soluciones que unifiquen y centralicen todo el proceso legal.

Frente a la consulta sobre sus planes de inversión en plataformas digitales es preocupante que sólo el 36% de los encuestados espera aumentar su gasto en tecnología en los próximos 12 meses, lo que muestra que la percepción del beneficio que puede entregar la tecnología aún es baja y no forma parte de las prioridades estratégicas de las gerencias legales o estudios jurídicos.

El 60% de los encuestados considera que los principales desafíos a los que la tecnología podría aportar soluciones son la eficiencia en la gestión y la mejora operacional. Sin embargo, a pesar de la utilidad que han tenido herramientas tecnológicas a nivel global en estos aspectos, los encuestados no visualizan la utilidad para el desarrollo o expansión del negocio, la administración del conocimiento, la mejora en la calidad del servicio a los clientes o la reducción de los riesgos legales.

Un último indicador, bastante esclarecedor para comprender la baja penetración de la tecnología en el sector jurídico, es que más del 70% de los encuestados desconoce gran parte de las herramientas tecnológicas existentes en el mercado, lo que manifiesta una falta de interés en comprender las tendencias globales.


subtítulo: Conclusiones
Los estudios jurídicos, al igual que las gerencias legales, deben comenzar a entender que el uso intensivo de las tecnologías será un elemento diferenciador en los próximos años. Frente a un mercado cada vez más atomizado, y con niveles de competencia hasta ahora desconocidos, los abogados deberán comenzar a trabajar para ajustar modelos de negocios, incorporando tecnología para dar respuesta a clientes cada vez más exigentes.





Para obtener más información del producto
por favor complete el formulario: